Tres de Febrero: denuncian deficiencias en el Servicio Alimentario Escolar

Ayer Redacción Norte habló con el jefe del bloque Juntos por el Cambio y vicepresidente de Honorable Concejo Deliberante, y sus dichos enfurecieron a la oposición.

0
452

La problemática de las galletitas con gusanos entregada a varias escuelas y familias del partido de Tres de Febrero no sólo trajo quejas, discrepancias entre el oficialismo y la oposición, sino que a raíz de lo sucedido, el municipio determinó un cambio en la gestión y organización de entrega de estas viandas, que corresponden al SAE (Servicio Alimentario Escolar): iban a armar los bolsones de alimentos en el CEDEM.

El reclamo por parte de muchos funcionarios del Frente de Todos, radica no sólo en la mala organización, sino en la falta de controles previos de bromatología y que debería volver a pertenecer al área de Salud, y no a Desarrollo Económico como en la actualidad. En el caso de las galletitas tipo pepas, marca Tocoñato, el control bromatológico lo realizaron después de haber entregado estas galletitas con larvas y que dos niños resultaran hospitalizados.

Hablamos con la Secretaria gremial de SUTEBA San Martín-Tres de Febrero (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), Martina Quiroga, y nos comentó que el esquema que establecieron desde la municipalidad, a partir de ayer, no funcionó: “No pudieron garantizar que los camiones lleguen a las escuelas porque se rompieron dos camiones, no pudieron garantizar el armado de los bolsones en el CEDEM, que iba a ser el lunes feriado, y como va a ser una sola entrega mensual, tenían que armar el equivalente al doble de 28 mil bolsones, o sea 56 mil bolsones, y se dieron cuenta el mismo lunes cuando bajaron la mercadería, que iba a ser imposible hacer eso”.

Y agregó: “Entonces decidieron seguir con el viejo esquema: cargar los camiones, bajar la mercadería en las escuelas, y armar las bolsas ahí. Se les acumuló muchísima gente. No pudieron ni siquiera garantizar haya gente en las calles ordenando las filas, el distanciamiento entre persona y persona, agilizando la entrega de los bolsones así la gente rápidamente recibía su bolsa y se iba”.

Con respecto a los alimentos no entregados, Quiroga amplió: “No pudieron cumplir con la entrega mínima de los alimentos a las escuelas, casi 6 escuelas que se quedaron sin sus bolsones, no sabemos cuándo se les va a entregar porque se les rompió un camión. Yo entiendo que pueden haber contingencias, pero estamos hablando de una de las empresas más importantes de repartición de alimentos, una distribuidora importantísima, se le paga fortuna a esta empresa, contrata un flete pero resolvelo profesionalmente”.

En base a lo sucedido, relató que “hoy la jefatura distrital tuvo que salir con un comunicado a los directores y directivos de cada escuela pidiéndoles que por favor seamos los que volvamos a las escuelas a tratar de organizar nuevamente el SAE y la entrega de los bolsones, primero porque somos los únicos que podemos hacerlo y garantizar el orden, aunque seguimos lidiando con estas cuestiones que tienen que ver con la entrega, con la falta de insumos”.

“Nosotros venimos denunciando esto como sindicato hace un montón. Bajan dos pares de guantes de látex y un alcohol en gel solamente, lavandina hace mucho que a las escuelas no llegan, de hecho nosotros como SUTEBA estuvimos repartiendo lavandina de manera solidaria en algunas escuelas que nos pedían, que no tenían ni siquiera para desinfectar el lugar donde entregaban la comida a las comunidades”.

Para concluir, expresó: “Me pareció lamentable lo que dijo este edil [refiriéndose al presidente del bloque Juntos por el Cambio, Juan Carlos Berns, por sus declaraciones en una nota que le realizó Redacción Norte ayer], porque evidentemente esa gestión a la que él elude, a la que él apela, tampoco sirvió. Y lo que si va a servir y va a salvar nuevamente a la gestión municipal del SAE va a ser el amor y la solidaridad de cada trabajador y cada trabajadora de la educación en sus escuelas”.