San Martín: los policías que dispararon declararon que ellos se defendieron de un ataque

Los dos policías acusados de matar a un hombre durante un enfrentamiento frente a un hospital del partido de San Martín declararon este lunes que el fallecido los agredió primero y que ellos se defendieron del ataque, versión que coincide con el relato de al menos cuatro testigos presenciales y refuerza la hipótesis de que actuaron en su legítima defensa.

0
32

Fuentes judiciales informaron a Télam que los oficiales prestaron este lunes declaración informativa ante la fiscal de la causa, Gabriel Disnan, quien investiga el homicidio de José Luis González (33).

“Los dos policías dijeron que fueron agredidos y que ellos se defendieron. Uno defendió a su compañero atacado y el otro a sí mismo”, explicó a Télam una fuente con acceso al expediente, que por ahora está caratulado como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y en legítima defensa”.

Según el vocero consultado, el relato de ambos oficiales coincide con la versión que aportaron a la justicia al menos cuatro civiles que se encontraban en el Hospital Belgrano, de San Martín, al momento del hecho y presenciaron el enfrentamiento.

Mientras que en las próximas horas se iba a llevar a cabo la autopsia al cuerpo de González en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora.

Dado que la fiscal Disnan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de San Martín, activó el protocolo para presuntos casos de violencia institucional, los peritajes serán llevados a cabo por expertos del Poder Judicial y de Gendarmería Nacional Argentina (GNA).

En tanto, el sospechoso aprehendido por el intento de robo a un auto estacionado frente al hospital cometido momentos antes del enfrentamiento entre policías y vecinos del lugar, fue indagado también este lunes y luego excarcelado, ya que no cuenta con antecedentes penales.

Las fuentes señalaron que la principal hipótesis apunta a que González y otros vecinos salieron en defensa de este sospechoso cuando se lo llevaban los policías y, en esas circunstancias, se originó el enfrentamiento.

Por otro lado, la fiscal aguarda para las próximas horas poder contar con más imágenes de cámaras de seguridad, entre ellas, una versión mejorada de las filmaciones municipales que registraron el momento de los disparos más las de las del hospital.

Hasta el momento, la principal hipótesis apunta a un caso de legítima defensa no de “gatillo fácil”, por lo que los dos policías continúan en libertad aunque bajo investigación, ya que no se descarta ninguna pista.

Todo comenzó alrededor de las 22 del sábado pasado, cuando personal de la comisaría 8va. de San Martín se trasladó hasta el Hospital Belgrano, a raíz de la denuncia por el ingreso de una persona herida.

Según fuentes policiales y judiciales, en momentos en que uno de los efectivos se entrevistaba con los familiares de este paciente se escuchó un estruendo, por lo que los policías salieron a la avenida Constituyentes y advirtieron una tentativa de ilícito contra un vehículo, al que le rompieron uno de los vidrios.

Ante esta situación, los efectivos aprehendieron a un sospechoso al que trasladaron inmediatamente a la seccional, al tiempo que varias personas salieron de la lindera Villa Melo en defensa del apresado y, una de ellas, atacó con un arma blanca a uno de los policías, quien sufrió dos lesiones punzo cortantes en las piernas y varios cortes en las manos producto de defenderse del ataque, dijeron los informantes.

Siempre de acuerdo a la versión de los voceros policiales y judiciales, otro efectivo que estaba en el hospital intervino para defender a su compañero, le impartió la voz de alto al agresor y, como el hombre no cesaba con en el ataque, efectuó dos disparos.

Aún con las heridas de bala, el agresor no despuso su actitud, por ello es que el primer policía efectuó al menos un disparo contra el atacante con su pistola, la cual se le había caído al piso cuando lo apuñalaron inicialmente.

Voceros judiciales indicaron que si bien aguardan los resultados preliminares de la autopsia, se sabe que uno de los disparos fue a la altura de uno de los hombros, otro en el tórax y el restante en la zona costal.

Las fuentes consultadas señalaron que el sospechoso baleado, luego identificado como González, fue ingresado por los propios efectivos policiales al hospital donde murió poco después.

Por su parte, el policía herido de arma blanca también lo asistieron en el mismo establecimiento y luego lo derivaron a una clínica en San Martín, donde le suturaron las heridas y finalmente le dieron el alta este lunes.

De acuerdo a los pesquisas, González residía en la Villa Melo, al tiempo que su familia aseguró públicamente que no tenía antecedentes y que fue uno de los policías quien le dijo algo o le pegó primero, por lo que él reaccionó.

La muerte de González derivó en la madrugada del domingo en una serie de incidentes en la puerta del hospital y los alrededores entre vecinos y policías, en los que debió intervenir Infantería ya que entre los manifestantes había personas armadas y prendieron fuego dos contenedores de basura. Télam.