Tres de Febrero: responsabilizan a Diego Valenzuela por falencias en el control de las galletitas con gusanos

Las familias afectadas por las galletitas con gusanos siguen sin obtener respuesta por parte del municipio. Redacción Norte tuvo acceso a los resultados de bromatología.

0
3506

El viernes 29 de mayo, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, el SAE (Servicio Alimentario Escolar) repartió viandas con lotes de galletitas tipo pepas, de la marca Tocoñato, a algunas escuelas del distrito como la Escuela de Educación Secundaria 6 y del Jardín de Infantes 908. Estas galletitas venían con gusanos.

Varios funcionarios consultados por Redacción Norte, dijeron que por el momento, ni la empresa Tocoñato ni la Municipalidad salieron a aclarar lo sucedido, endilgaron responsabilidad al Intendente Valenzuela y cuestionaron la licitación de la empresa prestataria. Desde el Consejo Escolar y ATE nos confirmaron que hace tiempo ellos vienen reclamando acerca del estado de algunos alimentos. En ese mismo sentido, la concejal Ana Luz Balor, nos comentó que el Intendente Diego Valenzuela: “tiene responsabilidad directa …porque el año pasado desmantelaron el área de bromatología dejando al azar el control de los vehículos que transportan alimentos”. Y agregó: “Es responsable de saber si las empresas cumplen o no con todas las condiciones de salubridad y de calidad”.

En idéntico sentido, la concejal Julia Chaves remarcó: “Si bien la empresa de galletitas y la empresa que las distribuyó, son responsables de lo sucedido, no tenemos que olvidar la enorme responsabilidad que tiene el Intendente Diego Valenzuela y sus funcionarios ante este hecho. El ejecutivo municipal, tiene la obligación de realizar los controles bromatológicos correspondientes, cada vez que van a entregar productos alimentarios que se han comprado desde el municipio. En este caso, no los hicieron como correspondía, por eso son totalmente responsables de entregar galletitas en mal estado a l@s niñ@s del distrito”.

La vicepresidenta de la Comisión de Salud, María del Carmen Vidal, expresó: “En 2017, en la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, ella toma la decisión de que el Servicio Alimentario Escolar no pase por el Consejo Escolar, sino que se lo transfiere al ejecutivo municipal. Entonces quien licita, o sea quien compra es el ejecutivo municipal, además de que está comprando a una empresa que ya está investigada, como el Grupo L, y otras”. Vale referir que la edil remarca como llamativo que se termine llevado adelante la compra a través de una empresa que refiere estar siendo investigada.

“….lo que yo veo es que terminan entongados con la empresa o hay algún beneficio, porque si yo no tengo nada que esconder… me pregunte quien me pregunte le mando todos los papales”, refirió Claudia Felpeto, Titular de ATE Tres de Febrero en relación a la falta de contestación de los pedidos de informes y requerimientos por parte de diversos dirigentes hacia el Municipio, y agregó: “Si hay algo que ocultan, vos vas administrar la información y documentación como te conviene”. 

En similar sentido, la concejal Balor mencionó que tienen “muchas quejas sobre esta marca”, en relación a la empresa encargada de la distribución. Sin embargo, manifestó como llamativo que estén “…desde el primer día que se municipalizó el SAE en el año 2017”. “El grupo L siempre estuvo a cargo y ganó la licitación, concluyó.

A su vez, Claudia Felpeto, Titular de ATE Tres de Febrero, amplió: “La licitación la ganó el Grupo L, que está en Ciudadela, que es la que siempre gana. El informe de bromatología dio positivo, las galletitas estaban en mal estado, no estaban bien cerradas (son paquetitos de dos galletitas), entonces al no estar bien cerrado, evidentemente se mete cualquier polilla o gusano, algunas tenían, otras no. Gracias a Dios no hubo tantos casos de chicos intoxicados”.

Por su parte, la concejal y Presidenta de la Comisión de Educación, Julia Chaves, acerca del método de distribución de los productos a las escuelas refirió: “Hay que hacer énfasis en que la responsabilidad de designar los proveedores del Servicio Alimentario Escolar de Tres de Febrero y su buen funcionamiento es del Ejecutivo municipal. El método de esta designación es por medio de una licitación. En este caso, participaron 3 empresas: la que ganó la licitación fue el Grupo L. Cabe destacar que la empresa “Blue Catering” (la que distribuyó las galletitas en mal estado) forma parte de este grupo”.

Por otro lado, Maria del Carmen Vidal reprochó el accionar de los funcionarios de la gestión de Valenzuela refiriendo que “la decisión que tomó el municipio fue mandar un mensaje de Whatsapp para que retiren un lote que ya había sido repartido a la mañana…¿Qué retiren el lote? El lote ya estaba distribuido, ya estaba en las casas de las familias, era medio tarde. Pasó sábado y domingo, y nosotros sabemos que recién una muestra de esas galletitas fue a bromatología el lunes por la mañana”.

Asimismo, consultado por este portal, el Consejero Escolar Gabriel Restuccia, nos contó acerca del niño internado a raíz de esta situación: “No tenemos el dato de cuantos fueron los afectados. Conocemos a una familia que tuvo a su hijo internado en la Clínica Modelo y por suerte ya está en su casa de alta. Por eso no sólo le pedimos al municipio el informe bromatológico completo sino que además se tomen las medidas necesarias para sancionar a los responsables y que garanticen para las próximas entregas la tranquilidad a las familias, que la están pasando muy mal y necesitan de los alimentos, que cada producto entregado esté en buenas condiciones”.

Por otro lado, Claudia Felpeto, puso en duda el procedimiento para la adquisición de los alimentos entregados a los niños. “El presupuesto es de 750 pesos por chico, como ama de casa te puedo decir que es la marca más barata la que dan y no justifica los 750 pesos…”, cuestionó.

La problemática ya no sólo es sobre el mal estado de los productos, ahora también entra en juego la pandemia. Claudia, quien intentó en reiteradas ocasiones comunicarse con el municipio y el intendente y nunca tuvo respuesta, confirmó: “Después está el otro tema que es una denuncia, que es al domicilio de la distribuidora, donde se enteraron que hay casos de COVID y que no cumplían con las medidas de protocolo. Lo que aparentemente proponía la empresa Tocoñato era reenviarle una nueva partida y nosotros no queremos trabajar más con mercadería de esa marca. El municipio se encierra entre cuatro pareces con la gente de Cambiemos y no deja participar a la gente que tiene experiencia y quiere colaborar. Cuando hemos hecho una nota para que nos incluyeran en el comité de crisis, nadie nos recibió la nota porque no hay nadie en el municipio, y no nos quieren. ATE es un sindicato que va hasta el hueso y sin ningún interés político, la política la hacemos por otro lado”.

Claudia hizo hincapié en la responsabilidad del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y agregó que no se brinda información a la gente o a las escuelas.