Escobar: para prevenir el dengue, adelantaron la campaña de fumigación

Limpiaron basurales y arroyos e hicieron una campaña casa por casa en 400 manzanas.

0
135

Aunque continúan las preocupaciones de la gente por la capacidad de servicio de los hospitales tras el coronavirus, con la llegada de la primavera, los días soleados, el aumento de las temperaturas y otra posible preocupación en todo el país: el dengue.

El Gran Buenos Aires ya sintió la primavera, y la gente comenzó a copar plazas y espacios abiertos después de seis meses de aislamiento, la ciudad de Escobar intentó prevenir enfermedades transmitidas por mosquitos con jornadas de recolección de basura, limpieza de arroyos y sanitización en diferentes zonas del partido.

En el marco del programa “Escobar Sostenible”, y para conmemorar el “Día Mundial de la Limpieza”, cientos de escobarenses, entre empleados municipales, vecinos voluntarios e incluso el jefe comunal del partido Ariel Sujarchuk, fueron los protagonistas de la primera campaña de descacharreo de la temporada organizada por la Comuna.

El intendente dijo: “A pesar de ser sábado tenemos a todos los equipos del Municipio movilizados en torno a la limpieza ambiental, a fomentar la sustentabilidad y a prevenir el dengue”.

Aunque no presentan registros de casos de dengue en las últimas semanas, Sujarchuk se refirió a la conciencia ambiental y pidió por el cuidado colectivo de los escobarenses de cara al verano: “Convoco a toda la comunidad a conseguir que esta temporada sea la de menor contagio en el partido de Escobar”.

Debido a la pandemia de Covid-19, las medidas de saneamiento son estrictas, abarcaron más de 400 cuadras y se realizaron casa por casa para fomentar el descacharreo domiciliario, así como también la recolección de ramas y el corte de césped.

Entre las 9:00 y las 17:00 de los sábados, cientos de vecinos se encargaron de limpiar arroyos, microbasurales y lugares públicos en diferentes zonas del partido.

Dado que el Aedes aegypti es un mosquito que habita, se reproduce y sobrevive en zonas con mucha agua, estos lugares comunes deben limpiarse para prevenir la enfermedad.

Entre las áreas desinfectadas se encuentra el arroyo Tatán, que hace poco se ha ampliado y pasa por Belén de Escobar, un gran basural ubicado en Maquinista Savio y la recolección de chatarras y cacharros en Garín.

“Podemos prevenir los contagios si desde ahora, que empiezan los días lindos, descacharreamos en todos los rincones del distrito. Esto no es magia, es trabajo colectivo”, enfatizó Sujarchuk.

Aunque es el primer saneamiento de esta temporada, la problemática que implica esta enfermedad es tenida en cuenta durante todo el año.

En junio, si bien el partido no tuvo casos de dengue, Escobar realizó una reunión ambiental. Como resultado, se recolectaron más de 11.000 kilogramos de materiales reciclables, se repararon 380 puntos de suministro eléctrico y se realizaron más de 400 viajes de recolección de ramas y chipeados, 15.000 milímetros de zanjeo y limpieza de arroyos, además de tareas de sanitización en todas las localidades.