Conocé los detalles del Programa de Fortalecimiento de Seguridad para el Gran Buenos Aires

"Un buen Estado de derecho tiene que garantizar seguridad a los ciudadanos", sostuvo Alberto Fernández tras encabezar el acto para lanzar el plan en cuestión, desde la Residencia de Olivos, mientras permanecía en comunicación con los intendentes que también son parte.

0
335

Desde la Residencia de Olivos, en videoconferencia también con los intendentes de distintos Municipios, el presidente, Alberto Fernández, dio a conocer detalles del Programa de Fortalecimiento de Seguridad para el Gran Buenos Aires, el cual incluye 10 mil nuevos policías, gendarmes, 4 mil paradas seguras, vehículos, nuevas cárceles y reforma de comisarías. El megaplan lo llevó a cabo junto con el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y le costó casi 38 millones de pesos a los distintos distritos bonaerenses del AMBA.

Durante el acto de lanzamiento, el Presidente estuvo interconectado con los partidos de San Isidro, Merlo y Quilmes, y a su vez, participaron los 24 jefes comunales de los distritos del Área Metropolitana, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el titular del bloque Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner, entre otros funcionarios.

El primer mandatario expresó: “La seguridad no es solamente tener efectivos en las calles”, y remarcó que el objetivo de la propuesta es lograr “que circular por las calles no sea un riesgo”. “Una buena sociedad, un buen Estado de derecho tiene que garantizarle a los ciudadanos seguridad y nosotros estamos trabajando en todo esto”, explicó.

Y añadió que la desigualdad cumple el rol de “promotora del delito”: “Los delitos no ocurren en las sociedades más ricas sino en las más desiguales, cuando muchas veces el que delinque no encuentra un futuro o una alternativa mejor que el delito”. “Si alguno se tienta y delinque, el Estado de derecho dice que hay que aplicar la Justicia y que hay ser implacable a la hora de aplicar la condena”.

Por otra parte, se refirió también a la necesidad de aumentar las plazas en las prisiones: “Crear cárceles que den condiciones de encierro adecuadas a los que delinquen es también tarea del Estado de derecho y lo estamos creando porque confiamos en el éxito de este plan”. Y aseguró que se necesitan “más lugares para alojar a los que están condenados”.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue quien abrió el acto y deslizó: “Para nosotros es importante cumplir con este programa de fortalecimiento a través de la articulación de las tres instancias de gobierno: Nacional, Provincial y Municipal”.

Cafiero adelantó que prevén construir 12 nuevas unidades carcelarias: dos de ellas albergarán a mil reclusos cada una, y las 10 restantes albergarán a 300 reclusos cada una. Por otro lado, sostuvo que se agregarán 5 mil plazas nuevas para los reclusos, y así “liberar las comisarías bonaerenses”, con una inversión aproximada de 20 millones de pesos.

En relación a las 4.000 ‘Paradas Seguras’, el jefe de Gabinete indicó que las implementarán a través del Ministerio de Transporte y contarán con botón antipánico, cámaras de seguridad, reconocimiento facial, WI FI, cámara domo 360 pantalla informativa, etc. Esta construcción será a partir de una inversión de $3.370 millones.

Para adquisición de equipamiento de seguridad, el convenio con la Provincia incluye una transferencia de $10 millones: chalecos antibalas, cámaras de seguridad, armamento, municiones, tecnología analítica aplicada, móviles policiales. En materia de infraestructura, el Ministerio de Obras Públicas invertirá $20.531 para construir, refaccionar y ampliar sitios. Realizarán también obras en 96 comisarías distribuidas a lo largo de 24 partidos del GBA, y la inversión aproximada es de 3.072 millones de pesos.

Con respecto al Covid-19, el Ministerio de Obras Públicas se encuentra en plena construcción en PBA 19, nuevos centros de aislamiento sanitarios en 14 Municipios, con una inversión aproximada de 1.425 millones de pesos.

Luego, Alberto Fernández alertó: “Si este plan tiene éxito, puede ser que mis palabras a algunos los disuada de seguir cometiendo delitos, y puede ser que otros digan, ‘yo voy a ser más vivo que el Estado’. A esos vivos les digo que vamos a ser más implacables con ellos, con el Derecho en la mano, con el Código Penal en la mano, respetando todas las garantías procesales, pero implacables”.