Tigre: docentes protestaron y denunciaron que “las escuelas de Zona Norte siguen cayéndose a pedazos”

Un nutrido grupo de maestros cortaron este miércoles la Avenida Cazón. Fue en reclamo de mayores medidas de higiene frente a la segunda ola de Covid. Alertaron por los contagios de alumnos y docentes. Y advirtieron por el deplorable estado de las escuelas.

0
15

Un numeroso grupo de trabajadores de la educación llevaron a cabo este miércoles una protesta en reclamo de mayores medidas de seguridad e higiene en las escuelas, en el marco de la segunda ola de coronavirus. La manifestación incluyó un corte de tránsito en la Avenida Cazón, en el partido de Tigre, donde los docentes denunciaron que “las escuelas de Zona Norte siguen cayéndose a pedazos”.

“Estamos denunciando todas las condiciones en que se encuentran las escuelas, donde prácticamente no podemos trabajar. Queremos transmitir la inquietud de las familias en caso que las clases se suspendan, ya que necesitamos que nos provean de virtualidad y de dispositivos para poder continuar con las clases”, señaló Lorena Maidana, referente de la Agrupación Marrón del gremio Suteba, que se opone a la lista Celeste que encabeza el titular del sindicato, Roberto Baradel.

“Hicimos un relevamiento y desde el asesinato de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en la Escuela N°49 de Moreno, la situación de las escuelas en la Zona Norte del Conurbano están en las mismas condiciones de siempre”, explicó Maidana.

“El año pasado no tuvimos presencialidad y el Gobierno podría haber invertido recursos para acondicionar las escuelas para el inicio de este ciclo lectivo pero no lo hicieron. Las escuelas siguen cayéndose a pedazos, sigue faltando personal, hay cargos sin cubrir y hay alumnos sin docentes”, enumeró la docente.

Asimismo, Maidana también advirtió que “a raíz del crecimiento de contagios de alumnos y docentes, estamos pidiendo extremar los protocolos en las escuelas”. “Ya pedimos una audiencia con el Ministerio de Trabajo pero hasta ahora no tuvimos respuestas”, precisó.

Por último, los trabajadores también rechazaron la sanción a Natalia Tomaszek, una maestra de Tigre que fue penalizada por no utilizar con los elementos necesarios para dar clases. “A la compañera la sancionaron cuando en realidad la escuela no disponía de ningún tipo de elemento. Por lo cual fue sancionada injustamente cuando en realidad es el Estado el responsable de proveernos de esos elementos”, argumentó la gremialista.