Policía bonaerense: tercer día de reclamos y cada vez se extiende a más localidades

El principal punto que reclaman los agentes policiales es el aumento salarial, dado que perciben $35 mil mensuales, mientras trabajan muchas horas diarias y están expuestos de manera constante al COVID. Redacción Norte habló con Carlos González, retirado de la Policía de la Provincia e integrante de FORPOL (una asociación civil para el Fortalecimiento de la Policía de la Provincia).

0
112

Los reclamos de la Policía Bonaerense continúan y ya es el tercer día. Cada vez toman más fuerza, dado que ahora se extiende al interior del país, y no sólo en el Gran Buenos Aires. Esta mañana manifestaban también en Tigre, Merlo, Morón, Almirante Brown, Ituzaingó, Quilmes, Malvinas Argentinas, Azul, San Miguel, José C. Paz, Pilar, Tres de Febrero, Avellaneda, Lomas de Zamora, La Plata, Berisso, Villa Gesell, Mar del Plata, Junín, Bahía Blanca, Necochea, Olavarría, San Nicolás, Tres Arroyos, Pehuajó, entre otras localidades.

El primer punto de reclamo es el aumento salarial: un policía cobra 35 mil pesos mensuales y trabaja de 12 a 36 horas. Redacción Norte charló con un policía retirado de la Provincia de Buenos Aires e integrante de FORPOL (asociación civil para el Fortalecimiento de la Policía de la Provincia), Carlos González, y nos detalló cuestiones sobre lo reclamado: “Este reclamo era evidente porque ya hace tiempo había malestar en el personal policial. Se les aumentaba el sueldo a todos menos a las fuerzas policiales”.

“Ha sido una desidia del Gobierno, porque a mi parecer, si trabajamos para brindar seguridad a una comunidad, se necesitan 3 aspectos: tecnología, que tiene que estar avanzada; el personal policial que necesita equipamiento, capacitación; y la última es asesoramiento en todos los procedimientos. Porque cuando un procedimiento sale bien, está todo bien, pero cuando sale mal no hay nadie que los apoye o brinde asesoramiento. Y es por eso que a veces los delincuentes salen, porque el procedimiento está mal hecho”.

González aseguró conocer bien los “medios que no poseen los policías para combatir la delincuencia”. En cuanto al reclamo de la policía bonaerense, además de apoyarlo sostuvo que “ellos a veces (y nosotros también) se ven un poco abandonados por la no entrega de elementos sanitarios. Estamos en medio de una pandemia y no tienen a nadie de sus superiores que les entregue elementos para protegerse. Ellos están en primera línea frente el COVID, en pleno contagio, y esa es una de las preocupaciones que tienen”.

“A su vez, las instalaciones donde trabajan o las patrullas, no están en condiciones de circular porque nadie hizo nada por repararlos o tener aunque sea un mantenimiento mensual de los mismos. Aparte de todo esto, corren riesgos sus vidas todos los días, salen y no saben si van a volver a sus casas, por míseros pesos y nadie que los apoye”.

Consultado por si ya había ocurrido una situación de reclamo similar antes, Carlos afirmó: “Sí, ya ha habido paro de personal policial con las mismas condiciones, por el aumento de sueldos. Los puntos después se achicaron y no fueron concretados por el Gobierno, solamente se dio un bono por el uniforme (porque antes la Policía le proveía el uniforme a cada uno y llegaban mal los talles y no eran de buena calidad). Con los aumentos tampoco cumplieron”.

Sobre el futuro del paro policial actual, agregó: “Todo puede suceder. Están en negociaciones todavía, no sabemos si el Gobierno está en condiciones de abonar la cantidad que se está pidiendo para poder equiparar los sueldos y la economía, porque nadie vive con un sueldo de 35 mil pesos. Hay muchos policías que tienen que pagar su alquiler y le lleva más de la mitad del sueldo, y no le queda nada para subsistir. Por eso tienen que trabajar más horas”.

“Un 80% de la policía trabaja 36 horas y descansa 6”.

“¿Cómo puede estar una persona psicológicamente bien (por el poco descanso), y con un arma en esta sociedad? Quisiéramos que tengan más descanso y les aumenten el sueldo”.

Para concluir, González remarcó: “En un análisis general creo que el Gobierno pensaba dar un aumento pero iba a ser ínfimo, porque la fuerza de seguridad siempre fue la última en recibir aumentos de sueldo y siempre ínfimos, no se notaban en el bolsillo y en la realidad”.

“La última noticia es que no hay solución, el Gobierno no quiere atender a la gente, no hay diálogo, se cortó todo. Pienso que se va a endurecer la situación como siempre, y lo sufren los ciudadanos ahora preocupados por la inseguridad. Esto va a pasar por varios días y no van a lograr el aumento que quieren, sino un pequeño aumento para que (los policías) vuelvan a trabajar”.