Moreno: intentó matarla y la dejó en coma

La mujer que fue víctima recibió cinco balazos y está en coma, mientras que él está prófugo.

0
136

En el partido de Moreno, en la provincia de Buenos Aires, una mujer, tras un intento de femicidio, quedó internada en un coma farmacológico. La víctima fue atacada por su pareja, Justino Del Valle Ríos, quien está prófugo. La mujer, identificada como Jéssica Fernández Arguello, ya había denunciado al agresor en la Comisaría de la Mujer y Familia de Moreno el 29 de septiembre, por lo cual la Justicia local había solicitado una orden de exclusión del hogar y restricción perimetral, que Del Valle Ríos no cumplía.

El hecho ocurrió este sábado pasado en la vivienda de la mujer, ubicada en el partido de Moreno, en la localidad Cuartel V, donde Jéssica vivía con sus dos hijos, de 3 y 4 años. La víctima recibió cinco disparos que le comprometieron el pulmón, el corazón, el abdomen, un hombro y uno de los brazos. Cuando radicó la denuncia, la mujer aseguró que él fue claro cuando dijo: “Te voy a matar a vos, a los chicos y a tu familia”, y remarcó que se encontraba “cansada de convivir con este hombre y soportar toda clase de maltratos”.

Fernández Arguello relató que si bien estaban separados desde hacía tres meses, seguían viviendo en la misma casa, y que Del Valle Ríos es “una persona agresiva que la hostiga, la molesta con toda clase de insultos e improperios varios que la denigran como mujer y como persona”.

Fuentes de la Jefatura Departamental de Moreno afirmaron que “la orden de restricción perimetral contra el hombre está vigente desde el 7 de octubre”, sin embargo, en las actas de notificación figura que el agresor “no se encontraba en domicilio”. A pesar de no conocer el paradero de Del Valle Ríos, el pedido de búsqueda y captura recién se ordenó este domingo, tras el ataque que recibió Fernández Arguello, mientras bañaba a su hijo en su propia casa.

Tania, una de las cinco hermanas de la víctima, señaló que “él era un borracho que se gastaba todo lo que tenía. No la dejaba salir ni a una cuadra, le sacaba la SUBE para que no fuera a ningún lado”. Asimismo, remarcó que “cuando llamábamos para consultar por la denuncia nos decían que no podíamos hacer nada”.

Tania, con su prima y una de sus hermanas, esperaban el diagnóstico y la evolución clínica de Jessica en la entrada de los hospitales Mariano y Luciano de la Vega, en el partido de Moreno. La mujer, que tiene 28 años y trabaja como peluquera, se encuentra en terapia intensiva con asistencia mecánica respiratoria y en coma farmacológico, con un estado de salud delicado, según precisaron fuentes médicas.

“La Justicia hizo oídos sordos, esperó a que mi hermana estuviera en estas condiciones para moverse, nunca le dieron un botón antipánico”, relató Tania, quien se encontraba presente al momento del ataque, y ante la desesperación se interpuso entre el agresor y la mujer, pero él ya había disparado. “Gatilló y se quedó sin balas. Después agarró la llave y se fue”, señaló la hermana de la víctima, quien aseguró que él “siempre dijo que iba a matarla”.

La causa, a cargo del fiscal Leandro Ventricelli, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°1 de Moreno, está caratulada como “tentativa de femicidio agravado por el vínculo”, y está vigente un pedido de búsqueda y captura contra el agresor, Justino Del Valle Ríos.

“Es muy difícil llegar a denunciar, tuvimos el coraje y nos hicieron esperar. No hay que tomar nada por desapercibido. Nos matan todos los días”, señaló Brenda, prima de la víctima.

El lunes pasado la regional oeste de la Campaña contra las violencias hacia las mujeres, junto a la Red de Feministas de Moreno, realizaron una movilización frente a la Municipalidad para exigir “políticas públicas reales” contra la violencia por razones de género. “La situación es cada vez más angustiante”, señaló Paula Limache, referente de la Campaña, y advirtió que “la mayoría de los femicidios o los intentos de femicidio se dan habiendo ya denuncias previas contra el agresor”.

Según Limache, el barrio donde Fernández Arguello vivía “es una zona alejada, un lugar que no tiene acceso fácil. Evidentemente no están llegando a los barrios las herramientas suficientes para resguardar la vida de las mujeres”. Este jueves referentes de las organizaciones feministas de la región tienen prevista una reunión con Mariel Fernández, intendenta de la localidad.