Santiago Maldonado: qué ocurre con un cuerpo en el agua helada, según los forenses

0
313

En la cordillera patagónica existen antecedentes de casos en los que un cuerpo quedó enganchado a ramas o raíces para salir días e incluso meses después a la superficie. La aparición de un cadáver todavía sin identificar en el río Chubut, en la misma zona en donde desapareció Santiago Maldonado, obliga a revisar lo que dicen los especialistas forenses sobre lo que ocurre con un cadáver que permanece largo tiempo en agua helada. A continuación los cinco factores a tener en cuenta en estas situaciones, según testimonios de peritos forenses y expertos en el caudal patagónico consultados por Clarín.

Advertisement

Un cuerpo en aguas de 4 grados

Cuando un cuerpo cae en aguas de bajas temperaturas (4 a 5 grados, como es el caso del lago Nahuel Huapi en Bariloche, en algunas épocas del año, y del propio río Chubut, un caudal nacido en la cordillera), luego de llenarse de líquido, se hunde hasta tocar fondo y permanece allí. Se estaciona por su propio peso.

La descomposición

En los días siguientes, y por un plazo que puede ir de los 30 a 40 días, los gases que genera su descomposición interna comienzan a impulsar al cuerpo hacia la superficie. Los expertos coinciden en que el proceso es continuo pero no especialmente veloz. Puede tardar salir a la superficie dependiendo de distintas condiciones, entre las que se cuentan la corriente, las temperaturas, la composición del agua, los elementos que trae la corriente, como maderas y ramas, y las características del fondo (raíces), entre otros.

La preservación a bajas temperaturas

El agua a temperaturas muy cerca del punto de congelación pueden preservar el cuerpo. Según buzos de la Estación de Rescate y Buceo de Bariloche, las experiencias en esta parte de la Patagonia indican que incluso por largos periodos (más de 50 días) los cuerpos tienden a mantenerse en buen estado y conservar la mayor parte de su estructura. La grasa del cadáver con los días, indican, se va convirtiendo en un solución “jabonosa” que le da un color pálido a los tejidos.

La incidencia de la fauna en el sur

Según han comprobado científicos y peritos forenses de la región cordillerana utilizando cadáveres de cerdos, en áreas frías y de menor volumen de fauna (algunas zonas boscosas y en sectores de la estepa que componen a esta parte de Chubut), el “ataque” de animales no siempre es importante a la hora de computar la pérdida de masa de un cuerpo. En experiencias desarrolladas en áreas deshabitadas de Bariloche, por ejemplo, restos de un cerdo dejado a la intemperie y a bajas temperaturas se han mantenido libres de intervenciones por parte de la fauna y prácticamente sin la aparición de larvas de moscas por periodos superiores a las 4 semanas. En el agua, indican especialistas, podría producirse un fenómeno similar y estiman que la actividad de los pecestampoco debería ser definitiva sobre los tejidos.

Emerger, flotar en remolinos y seguir el curso

Una vez que el cuerpo emerge producto de los gases puede realizar distintos movimientos de acuerdo a varios factores. Pescadores y guías expertos en el río Chubut indican a este diario que una posibilidad cierta es que el cadáver avance unos metros empujado por la corriente y luego se mantenga “atrapado” por un plazo difícil de determinar en algunos de los típicos remolinos que se forman en el Chubut. “Pasa con animales y con trozos de madera”, ejemplifican. Finalmente, el cuerpo es expulsado y sigue su curso, siempre con destino al Atlántico, que es hacia donde empuja la corriente.