San Isidro: restaurante compra la producción de jóvenes con discapacidad de la huerta municipal

Además, se sumaron otros comerciantes los cuales apuestan a este círculo virtuoso genera empleo, cuida el medioambiente y promueve una alimentación saludable.

0
91

Los clientes del restaurante Ruka Garden de La Horquetea ya consumen platos preparados con materia prima del programa de huertas del Municipio de San Isidro, el cual capacitó a más de 300 jóvenes con discapacidad, para promover la inclusión laboral.

Delfín Beccar Varela, director de la Secretaría de Integración Comunitaria de San Isidro, contó: “Uno de los dueños de la cadena Ruka Garden conoció nuestra huerta el año pasado y quedó encantado con el proyecto. Desde entonces estuvimos viendo alternativas para que pudieran sumarse a este círculo virtuoso que promovemos que tiene que ver con generar inclusión laboral desde la huerta para los jóvenes con discapacidad, facilitar una alimentación saludable mediante la producción agroecológica de vegetales y llegar a los vecinos tanto desde este espacio como desde comercios de la zona”.

Algunos verdes (distintos tipos de acelgas, variedad de lechugas, kale, mostaza y rúcula, entre otras); además de aromáticas (perejil, cilantro, romero, orégano, salvia y tomillo). Pronto habrá verduras de verano tipo tomates, berenjenas, zucchini, entre otros. Estos algunos de los vegetales que se producen en los dos nuevos canteros los cuales están destinados 100% a producir los vegetales que le dan vida a la carta de Ruka Garden.

Una de las cosas positivas que nos deja esta pandemia es poder concretar este tipo de proyectos vinculados con la inclusión de personas con discapacidad. Es sorprendente ver cómo trabajan los huerteros”, comentó Leandro Cabanillas, uno de los dueños de Ruka.

En agosto se decidió habilitar la vuelta de Los Huerteros y de los voluntarios para trabajar en la huerta bajo un protocolo que tiene que ver con la higiene, mantener la distancia, la utilización de barbijo, a cada huertero se le dan sus propias herramientas para que no haya necesidad de compartir y se redujo el número de personas que trabaja en el lugar cada día.

“Me hace feliz trabajar en la huerta de Puerto Libre”, resumió Nahuel, de 24 años, uno de los huerteros egresados del programa municipal de Huertas Agroecológicas de la Secretaría de Integración Comunitaria.

Cabe recordar que el curso se brinda en la huerta escuela del Hipódromo de San Isidro y los egresados reciben título de Promotor de Pro Huerta del INTA. El curso es gratis para personas con y sin discapacidad. En la actualidad, el curso continúa de modo virtual con clases todas las semanas vía Zoom. A su vez, están ofreciendo clases abiertas a los vecinos fuera del curso. El 24 de septiembre se realizará la tercera edición, ya con cupo completo, y en octubre se realizará la cuarta clase.

Para más info discapacidad@sanisidro.gov.ar.