Pilar: se volcó un camión con 150 cerdos y la gente los carneó

En el barrio Manantial los vecinos se llevaron a los animales ya muertos del accidente o incluso heridos. A otros los cazaron en plena calle, los degollaron y cargaron en camionetas.

0
207

Esta tarde un camión que transportaba 150 cerdos volcó y provocó una escena de terror, en la cual decena de vecinos comenzaron a correr y tratar de cazar a los animales, en algunos casos, luego de atraparlos y degollarlos en plena calle, los cargaban en autos, camionetas o carritos de supermercado, para así llevárselos a sus casas.

Según imágenes y testigos se pudo observar cómo un camión jaula cayó en una zanja del barrio Manantial, uno de los que compone la localidad de San Francisco, a la altura del kilómetro 58 de Panamericana.

Según contaron los propios vecinos, la noticia del vuelco del camión con su carga comenzó a correr en la zona y decenas de vecinos se volcaron a las calles a la caza de los porcinos. En algunos casos los animales fueron degollados en plena calle, arrastrados hasta los autos o incluso se ve cómo los cargan en carros de supermercados.

La policía llegó a intervenir y aprehendió a 20 de los protagonistas de esta literal carnicería, de la que sobrevivieron apenas tres animales. Otros 15 pudieron ser recuperados, pero ya sin vida.

Según el camionero y algunos otros testigos, la escena fue de extrema unidad. El propósito es ayudar a restaurar el camión a su posición original y reducir la condición de los cerdos que se aplastaban unos contra otros sobre los hierros laterales y superiores del acoplado.

En medio de esa acción, algunos animales escaparon de la jaula. En ese momento, algunas personas comenzaron a agarrar a los animales y llevárselos.

Al realizar operaciones inadecuadas, el transporte pierde estabilidad y cae hacia su lateral izquierdo, aplastaron a una cierta cantidad de animales que murieron, muchos otros animales resultaron heridos y la mayoría de los animales pudieron escapar ilesos y comenzaron a caminar cerca.

El hecho sucedió en la intersección de las calles San Jorge y Viamonte. Se vivieron escenas dantescas, con hombres, mujeres y chicos en la calle y gente desesperada tratando de atrapar a los animales. En otros casos, lograron amarrarlos con soga y trataban de arrastrarlos hacia sus viviendas. En 100 metros a la redonda se vieron este tipo de situaciones con animales ya muertos, tirados en plena calle, donde se dejaban ver manchas de sangre.