Beccar: denuncian que indigentes se instalaron en plena vereda, fuman paco, tiene sexo en la vía pública y queman cables para vender el cobre

0
130

La denuncia la hizo una vecina del lugar, Ana, mediante su cuenta de Instagram @ama.lacasa. El conflicto se da en Posadas y Jorge Newbery, Beccar (en el partido de San Isidro). Las autoridades dicen que no pueden hacer nada para echarlos.

En el posteo, Ana describió la situación: “Hace más de un año que sobre mi paredón tengo gente viviendo ahí en la calle y cada vez están más instalados. Trajeron colchones, cuelgan la ropa en plena calle y fuman paco constantemente”.

“Hay peleas a cualquier hora de la madrugada que despierta a los vecinos que muy temprano tenemos que ir a trabajar para ganarnos el mango dignamente, tienen hasta relaciones sexuales a plena luz del día, cuando transitan niños por la zona y lo que más nos preocupa es que queman cables para vender el cobre, más el bronce o el metal que roban a los propios vecinos, a un negocio clandestino porque la compra y venta de eso es ILEGAL. Esa quema es totalmente tóxica y en varias ocasiones ese humo se instala en el jardín y hasta adentro de mi casa”, continuó.

Y relató: “No sólo queman cables sino que también le roban a los vecinos los caños del gas, o los picaportes de bronce, la situación se torna cada vez más compleja. Es importante destacar que los vecinos no nos merecemos vivir esta situación, ni ellos se merecen vivir en situación de calle. El Estado y el municipio deben ser los encargados de ocuparse de esto y no lo hacen”.

“En la esquina de mi casa hace más de 20 años que hay un puesto de la Gendarmeria, cada vez que nos acercamos a hablar con ellos, nos dicen que no pueden hacer nada, al igual que la policía o la patrulla del municipio”, sumó indignada.

Y reclamó que el Municipio, el intendente Gustavo Posse y el intendente electo Ramón Lanús “hagan algo”.

“Nací en este barrio, se lo que es vivir cerca de la villa La Cava pero jamás vivimos una situación en la que los vecinos nos sintamos desamparados por el Estado, nos cansamos de golpear puertas y nadie hace ni hizo nada”, concluyó.