San Isidro: se habilitaran deportes individuales, náuticos y un autocine

El intendente de San Isidro anunció medidas de mayor apertura que las dispuestas por el gobierno provincial.

0
226

 

Después de las disposiciones de apertura gradual para la nueva cuarentena por el covid-19, San Isidro comunicó que por etapas, se irá permitiendo deportes individuales y náuticos, la utilización de los espacios públicos y hasta el funcionamiento de autocines, con sus correspondientes protocolos de seguridad.

Gustavo Posse, intendente de San Isidro, sostuvo: “Vamos hacia una libertad paulatina que equilibre la economía y la salud, con el eje en la responsabilidad de cada uno”. Asimismo, añadió que en  todo este tiempo prepararon el sistema de Salud, que está robusto, para poder salir de la cuarentena.

Las medidas anunciadas por la comuna son más abiertas que las tomadas por la provincia de Buenos Aires para la nueva “Fase 3”  del asilamiento Ya durante la etapa más “estricta” en San Isidro, las tiendas esenciales y no esenciales están operando, utilizando los métodos de take away y delivery. Ahora la comuna anunció que en estos comercios, a partir de que se publiquen los protocolos respectivos, “el público podrá también ingresar a los locales cuidando el distanciamiento de al menos dos metros”.

Aun no se conoce el cronograma de esta mayor apertura, pero se sabe que también se incluye el permiso para deportes individuales y náuticos, aunque no se habilitaría el running. Desde el municipio, explicaron: “Es muy difícil el control del distanciamiento entre runners y también es difícil seguir los nexos epidemiológicos de los corredores”.

 

En este nuevo plan de apertura, se cubrirán los espacios públicos. Según el informe de la municipalidad,  “estarán señalizados para que los vecinos guarden las respectivas distancias, y habrá una fuerte campaña de concientización allí, para que no se relajen las medidas de bioseguridad”.

 

Por otra parte, también sostuvieron que habrá autocine en alguno de los shoppings del distrito, con un promedio de 250 autos por película, baños químicos que se desinfectarán después de cada uso individual, y con servicio de delivery de comida al auto para evitar que se crucen los asistentes.

 

Posse concluyó diciendo: “Es momento de buscar el balance entre salud, y sabemos que estamos con el sistema preparado y confiamos en que los vecinos y comercios cumplirán las normas de bioseguridad, con la economía, por lo que todo lo que se abra, tendrá su respectivo protocolo”.