Continúan con el proceso de urbanización del barrio Bajo San Isidro

Se entregaron doce nuevas viviendas a vecinos que se encontraban en los primeros lugares del censo del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP). También se llevó adelante el tendido de la red de gas, mejoramiento de otras viviendas y pavimentación de calles.

0
103

El municipio de San Isidro avanzó el programa de mejoramiento de hábitat del barrio Bajo San Isidro, delimitado por las calles Camino de la Ribera – El Fomentista, Roque Sáenz Peña, Gaboto, Martín y Omar y Pedro de Mendoza, incluidas Cnel. Obarrio, Cnel. Rosales y varios pasajes.

Recientemente se entregaron 12 tipos diferentes de viviendas nuevas según la composición de cada grupo familiar. Los vecinos beneficiados se encontraban en un grado de vulnerabilidad que los ubicaba en los primeros lugares del censo del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP).

Las obras se llevaron a cabo en el marco de un convenio suscrito entre el municipio y la Secretaría Vivienda y Hábitat de la Nación, que incluyó un amplio desarrollo habitacional, redes de agua pluvial y nuevos planes de iluminación, así como otras mejoras.

Desde la Secretaría de Obras Públicas del Municipio explicaron: “A través del mismo Programa se llevó adelante el tendido de la red de gas y el mejoramiento del resto de las viviendas, priorizando módulos de baño, cocina y electricidad. También, se ejecutó la pavimentación de Martín y Omar entre El Fomentista y Pedro de Mendoza; y la colocación de pavimento articulado en El Fomentista, entre Camino de la Ribera y Roque Sáenz Peña”.

Cabe recordar que en este marco se construyó un importante sistema de desagües de aproximadamente 1000 metros de largo. El nuevo oleoducto se conecta a la estación de bombeo de la calle Martín y Omar, lo que permite drenar rápidamente la zona comprendida por las calles Roque Sáenz Peña, Pedro de Mendoza, el Fomentista y Martín y Omar.

Desde el Municipio contaron que el objetivo de este amplio programa de urbanización es lograr una mayor inclusión social del barrio con el resto de la comunidad y la ciudad. “Buscamos que todos los vecinos puedan vivir en igualdad de condiciones con acceso a los servicios cloacales, agua potable e integración”, agregaron luego.

En ese sentido, el proyecto permite profundizar la integración del barrio a la traza urbana del partido, ampliando y completando la infraestructura básica del lugar, correspondiente a las redes cloacal, pluvial y de gas.