San Martín: Clubes de barrio transformados en comedores

Con la ayuda del Municipio, 27 instituciones diariamente se transofrman en comedores para acercar viandas a quienes lo requieren.

0
100

Sin duda el aislamiento social obligatorio ha generado una crisis económica, y ello, la dificultad de los sectores más vulnerables de poder asegurarse el alimento de todos los días. En ese contexto, en el partido de Gral San Martín, Clubes de Barrio que no se encuentran desarrollando sus actividades sociales y deportivas, se transforman todos los días en comedores para acercar a los vecinos viandas con alimentos.

Para ello son fundamentales las donaciones que realiza el Municipio así como las empresas privadas del distrito.

El fin de semana, el intendente Fernando Moreira, junto al secretario de Desarrollo Social, Oscar Minteguía, acompañaron el trabajo de los clubes Ciclón Fortín, Santa Teresita, y de las sociedades de fomento Villa Bonich e Independencia.

Actualmente, son 27 las instituciones locales que todos los fines de semana, reparten más de 7.000 viandas, con la colaboración y el trabajo de más de 300 voluntarios.

Asimismo, en algunos establecimientos instalaron roperos solidarios con ropa, calzados, alimentos y productos sanitarios para quienes lo necesiten.

Esta tarea es resultado de la articulación entre el Municipio y los clubes de barrio, que hace años participan del Programa “Mi club, nuestro barrio”. Todas las semanas se suman nuevas instituciones, según las necesidades de cada zona.

La acción se complementa con la distribución de alimentos e insumos que realiza el Municipio a los comedores, Centros de Cuidado Infantil, parroquias, iglesias, salitas y otros espacios pertenecientes a organizaciones barriales.

Además, a partir de la emergencia sanitaria, se incorporaron 60 comedores y merenderos que no formaban parte de la red de contención.

La red cuenta ahora con 185 comedores y merenderos, incluyendo los centros de cuidado infantil, hogares convivenciales, UDIs y centros juveniles que asisten a personas en situación de vulnerabilidad.

Gracias al incremento de los alimentos e insumos destinados a estos espacios, se llega a un total de más de 65 mil vecinos y vecinas en situación de vulnerabilidad.