San Isidro: Semana Mundial del Parto Respetado

Bajo el lema “El respeto por las necesidades de la madre y su bebé en cualquier situación”, el Municipio promueve la importancia de contemplar en las medidas de cuidado para Covid-19 los derechos de las personas gestantes y sus bebés.

0
58

El Municipio de San Isidro se suma a la Semana Mundial del Parto Respetado que se conmemora del 16 al 22 de mayo, bajo el lema “El respeto por las necesidades de la madre y su bebé en cualquier situación”, promoviendo la importancia de contemplar en las medidas de cuidado para Covid-19 los derechos de las personas gestantes y sus bebés.

“El Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro se adhiere a los lineamientos de las Maternidades Seguras y Centradas en la Familia y apoya todas las acciones que promuevan el respeto de los derechos de los niños y niñas en todos los momentos de sus vidas”, explicó la Dra. Laura Abojer, jefa de Obstetricia del Materno Infantil.

El parto respetado es una modalidad de atención caracterizada por el respeto a los derechos de las personas gestantes y sus hijos e hijas en el momento del nacimiento y en donde la mamá, su bebé y sus vínculos afectivos son los verdaderos protagonistas.

“En el marco de la contingencia por Covid-19, los servicios de perinatología, como todas las áreas de salud, tuvieron que readaptarse a las nuevas condiciones sanitarias para poder garantizar la atención adecuada y cuidada para prevenir la transmisión del coronavirus”, explicó Pablo Moreno, director asociado del Hospital Materno Infantil y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Abojer señaló que “el nacimiento seguro es centrado en la familia si la madre está acompañada por quien ella elija en el trabajo de parto y puerperio, en un ambiente que favorezca la intimidad y respete los tiempos biológicos del nacimiento, del contacto piel a piel entre la madre y el bebé y del inicio de la lactancia materna”.

Los especialistas indican que “el nacimiento Centrado en la Familia es seguro si existe acceso a las mejores prácticas basadas en la evidencia y llevadas a cabo oportunamente, en proximidad a un quirófano, un banco de sangre, y a profesionales que asistan a la madre y al niño o niña por nacer”.

“Si bien el actual contexto representa un gran desafío para el Hospital, es importante no volver atrás con los avances en cuanto a los derechos alcanzados. El equipo de salud no debe perder de vista el derecho a decidir de las personas gestantes y el significado, siempre que no haya condición de salud que lo impida, del contacto piel a piel entre el/la bebé y la mamá inmediatamente después del nacimiento”, enfatizó Pablo Moreno.

Por su parte, Abojer agregó: “Para cumplir el derecho al parto respetado es esencial el acceso a la información, el compromiso, la empatía y cambios actitudinales de todos quienes integramos el equipo de salud”.

En un año en el cual el mundo enfrenta una grave pandemia, desde el Hospital Materno Infantil de San Isidro abogan porque se cumplan todas las normativas y se respeten plenamente los derechos de las mujeres, sus hijos y sus familias.