San Isidro: rematan lujosa mansión por deuda millonaria de ABL

Se trata de un inmueble de 700 m2 ubicado en el barrio San Isidro Chico, a nombre de una sociedad off shore, con domicilio en las Islas Vírgenes. Posee una deuda de $2.000.000 de la tasa municipal.

0
178

La Justicia falló a favor del Municipio de San Isidro: dispuso la venta pública y subasta de una lujosa mansión ubicada en el barrio San Isidro Chico, la cual se encuentra a nombre de una sociedad off shore, con domicilio en las Islas Vírgenes. La propiedad está construida en 3 niveles de 700 m2, enclavada sobre un terreno de 1.000 m2, con parque y piscina  de 35 m2, 7 dormitorios, 7 baños, quincho y cocheras.

El inmueble está valuado en el mercado por encima de U$S 1.500.000 y hasta U$S 2.000.000, según calcularon inmobiliarias de la zona. ¿Cuál es la razón del pedido de remate? Posee una deuda de $2.000.000 de ABL. La subasta, también por orden judicial, deberá ser publicada en la web de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires (Portal de Subastas Electrónicas). El día y horario de la subasta será determinado ahora por el Registro General de Subastas Judiciales.

“Mientras la gran mayoría de los vecinos de San Isidro hacen un esfuerzo por pagar el ABL, y con ello sostienen los servicios de Salud en plena pandemia, el patrullaje municipal, el cuidado del espacio público, otros especulan y llegan a deudas siderales. Es una injusticia y un perjuicio para todos. Vamos a continuar rematando las viviendas cuyos titulares no hayan mostrado, como en este caso, una mínima voluntad o interés de pago”, afirmó el intendente Gustavo Posse.

Según indicaron desde el ejecutivo, los remates continuarán en esta segunda etapa, con el objetivo de reducir al mínimo los incumplimientos en los pagos del servicio municipal.

Cabe recordar que desde abril, el Municipio mandó a rematar unas 40 mansiones que tenían grandes deudas de ABL. En su mayoría estaban a nombre de sociedades comerciales, y adeudaban más de $1.000.000 de ABL.

Aunque San Isidro tiene uno de los mayores índices de cobrabilidad de ABL de la Provincia de Buenos Aires, con un 80% de cumplimiento, la medida tiene como objetivo no perjudicar a los vecinos que pagan, aún con dificultades.