Resultado en Buenos Aires: el oficialismo cree que aventaja a Cristina Kirchner, pero admite un resultado ajustado

0
402

Al cierre de esta elección 2017, los dos principales espacios en la provincia de Buenos Aires, Cambiemos y el kirchnerismo, dejaron trascender números favorables a sus listas aunque por estrecho margen, por lo que se espera una resultado cerrado y con suspenso hasta que avance en buena medida el recuento de votos. Desde el macrismo adelantaron que habrá que tener paciencia para conocer qué boleta logra ingresar al tercer senador nacional por el principal distrito del país.

Resultado en Buenos Aires: el oficialismo cree que aventaja a Cristina Kirchner, pero admite un resultado ajustado

Los candidatos a senadores de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner y Jorge Taiana, en el centro de cómputos partidario montado en el Instituto Patria.

Los boca de urna de Cambiemos en la provincia dieron una ventaja de tres puntos y medio a su lista después del mediodía y dirigentes cercanos a Vidal hablaron de tres puntos sobre el cierre del comicio. Con todo, admitían que se trataba de un resultado más ajustado del que aguardaban, según las últimas encuestas preelectorales.

Antes del comicio, el oficialismo esperaba que la boleta al Senado de Esteban Bullrich-Gladys González se acercara a la barrera del 40%. En las PASO quedó 20 mil votos abajo de la que integranCristina Kirchner-Jorge Taiana, de Unidad Ciudadana. Ambas fuerzas superaron apenas el 34% de los sufragios, en lo que se consideró un virtual empate técnico.

De cualquier, en el búnker de Cambiemos en Costa Salguero -que se iba poblando de a poco- mantienen la cautela a la espera de la llegada de los datos enviados por los fiscales y más tarde los oficiales. No quieren repetir la experiencia del festejo anticipado de la noche de las PASO, con datos parciales del conteo provisorio, que finalmente terminó siendo un paso en falso al completarse días más tarde el escrutinio definitivo.

Por otro lado, la diferencia difundida por Unidad Ciudadana desde el centro de cómputos propio montado en el Instituto Patria, que comanda la ex presidenta, resulta más estrecha. Los cálculos son favorables a los candidatos de esa lista: eran de más de un punto en las primeras horas de la tarde y al cierre de comicio se redujo a siete décimas.

En ese comando de campaña también mantenían alguna cuota de optimismo, a la espera de un resultado ajustado. A ambos búnkeres comenzaban a llegar referentes y candidatos.