Kicillof anunció un programa de voluntarios para la provincia

Con el programa se pretende formar un grupo de voluntarios para asistir en diversas tareas en el marco de la cuarentena que rige

0
180

De esta manera, en gobernación de la provincia de buenos aires, esperan que se sumen ciudadanos de los diferentes barrios para llevar adelante tareas de acompañamiento, monitoreo de precios e incluso acompañar en casos de víctimas de violencia de género.

Se pretende que los controles sean más intensos en las zonas vulnerables donde se espera una mayor dispersión viral. El claro reflejo es lo que ocurre en las villas de Capital Federal, una situación que el gobierno de Axel Kicillof quiere evitar.

En cuanto a las condiciones que deben cumplir los aspirantes a voluntarios, Kicillof explicó que: deberá ser mayor de edad, ni constituir grupo de riesgo, ni tampoco convivir con una persona que forme parte del grupo de riesgo.

En este sentido el gobernador comparó los  resultados que se están dando en la provincia respecto a los barrios más precarios de la capital federal, gobernada por Horacio Rodríguez Larreta.

“En la ciudad de Buenos Aires ha habido un crecimiento exponencial de los contagios en los barrios populares. Nosotros la vigilancia en los barrios populares la venimos haciendo antes de que se dé la cuarentena”, destacó Kicillof.

LOS DETALLES DEL PLAN SOLIDARIO

Los interesados en poder participar deberán ser mayores de 18 años; no tener antecedentes penales; contar con domicilio en la provincia de Buenos Aires; y no estar comprendido ni compartir domicilio con personas pertenecientes a alguno de los grupos considerados de riesgo.

El anuncio llega mientras continúan las máximas restricciones de circulación en el conurbano bonaerense mientras que para el resto de la provincia habrá mayores flexibiizaciones. Se trata de un mix entre la fase 3 y la 4, según los criterios establecidos por la Nación a partir del tiempo de la duplicación de contagios.

Uno de los anuncios más destacados del lunes fue el permiso para que progenitores o adultos responsables puedan ser acompañados por niños y niñas a los comercios cercanos, lo que funcionará como una especie de salida recreativa para los más chicos.