Fuerte repudio del bloque de senadores del FPV de la provincia de Buenos Aires al intento de golpe a Lula

Senadores y senadoras del FPV difundieron un comunicado manifestando su enérgico repudio al intento de golpe de estado en Brasil. Advierten similares ataques a la democracia por parte de la derecha en los casos de Evo Morales y el intento de magnicidio de la vicepresidenta.

0
56

Comunicado:

Repudio al intento golpista en Brasil.

El problema no es la derecha sino su manera de hacer política

Los Senadores y Senadoras del Frente de Todos de la Provincia de Buenos Aires manifestamos nuestro enérgico repudio al intento de golpe de estado ocurrido ayer en la ciudad de Brasilia, mediante la toma de las sedes administrativas de los tres poderes de gobierno de la hermana República Federativa de Brasil. 

No es una novedad ni para el mundo ni para América Latina la visibilidad adquirida por movimientos y expresiones de ultraderecha, como tampoco el uso de la violencia en cualquiera de sus formas, en tanto, principal vía de expresión. 

Ocurrió en 2019 con el golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia, en 2021 con el asalto al Capitolio en los Estados Unidos y también en Argentina meses atrás con el intento de magnicidio a la Vicepresidenta de la Nación. Y ayer se repitió en Brasil.

Estos movimientos tienen la facilidad de expandirse rápidamente a través de discursos anti política y anti Estado. Las redes sociales y los medios de comunicación amplifican y contribuyen en su diseminación. Esta circunstancia, sumada a una sociedad descontenta y polarizada genera un caldo de cultivo propicio para incitar a hechos de violencia que tienen siempre el mismo objetivo, la desestabilización de gobiernos populares elegidos por el pueblo. 

La extrema derecha puede cambiar de formas a través de los años, pero ha sido y continúa siendo profundamente antidemocrática.

Acompañamos al Presidente Luis Ignacio Lula Da Silva y al pueblo brasileño en este momento difícil para la democracia latinoamericana y manifestamos total repudio a la violencia como forma de hacer política.

La salida para los pueblos es siempre más democracia.