Deuda, reforma judicial y aborto, los ejes del discurso del Presidente en el Congreso

El presidente Alberto Fernández remarcó este domingo que 'el futuro está en nuestras manos y es con todos' y que este es 'un gobierno de científicos, no de CEOs', al inaugurar con su discurso el 138° período de sesiones ordinarias del Congreso, en el que anunció el envío de un proyecto de reforma judicial y otro de interrupción voluntaria del embarazo, y dejó claro que el país no pagará la deuda 'a costa del hambre y la destrucción de los argentinos y argentinas'.

0
224

Ante la Asamblea Legislativa y con críticas al gobierno de Mauricio Macri, el jefe de Estado hizo su diagnóstico sobre la situación económica y social del país, además de trazar los principales ejes de su plan legislativo y político para el año.

“Vengo a proponer iniciar una marcha que nos permita salir de la postración y ponernos en marcha”, subrayó el mandatario nacional, que habló durante una hora 19 minutos en el recinto de la Cámara de Diputados.

La deuda externa estuvo entre los puntos centrales de su mensaje y, al respecto, reiteró que su gobierno buscará alcanzar una “resolución ordenada”, con “compromisos que se puedan cumplir”.

“Nunca más a un endeudamiento insostenible”, lanzó el Presidente, y prometió que el Estado investigará la forma en que la Argentina se endeudó en los últimos años.

Fernández reiteró, en tanto, que su gestión eligió “la solidaridad como vía maestra de la reconstrucción nacional”.

“Lo dije al jurar como Presidente de la Argentina: comencemos por los últimos para llegar a todos”, sostuvo el mandatario, sentado entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Entre los principales anuncios que hizo el mandatario estuvieron la reforma de la justicia federal, el aborto legal, y la desclasificación de los documentos secretos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre el atentado a la AMIA, entre otros.

“Vengo a asumir un compromiso que jamás quebraré: ponerle fin a la designación de jueces amigos y a la utilización política de la justicia”, enfatizó Fernández, al señalar que busca un “reordenamiento de la justicia federal que evite el cajoneo de, las falsas causas y la arbitrariedad en materia de detenciones”.

En tanto, anticipó que ordenará a la AFI “declasificar los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en los juicios en los que fuera investigado el atentado a la AMIA”, a 26 años del ataque.

El proyecto que generó los mayores aplausos fue el de aborto legal, que -según anunció- será presentado en los “próximos diez días”.

Al respecto, el jefe de Estado consideró que en el Siglo XXI se debe “respetar la decisión personal” de las mujeres “de disponer libremente de sus cuerpos”.

“El Estado debe cuidar y debe acompañar a todas las mujeres, para que puedan acceder plenamente al sistema de salud”, subrayó Fernández, que también impulsará un “contundente programa de educación sexual integral” y otra iniciativa destinada a contener a las mujeres embarazadas y sus hijos en los primeros años de vida.

Fernández arribó al Congreso poco antes del mediodía, luego de realizar una caravana a escasa velocidad entre la Casa Rosada y el Parlamento, para poder saludar a los simpatizantes que lo aguardaban sobre la Avenida de Mayo.

En el automóvil oficial, el Presidente estuvo acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez.

En el Congreso fue recibido por una comitiva de diputados y senadores del oficialismo y la oposición, antes de pasar al recinto, donde lo esperaban ministros del Gabinete, gobernadores, jueces, intendentes, funcionarios, legisladores, referentes de derechos humanos y dirigentes sindicales, además de invitados especiales como el conductor televisivo Marcelo Tinelli, entre otros.