Analía Mairano: “No te olvides de la violencia política que sufrimos las mujeres que no somos las hijas, mujeres o hermanas de”

A cinco años del comienzo de la lucha Ni una menos, hablamos con la Secretaria de la Mujer del Partido Justicialista de San Martín.

0
362

Ni una menos comenzó en 2015 como resultado del hartazgo de las mujeres con respecto a la violencia de género y los femicidios. Es un concepto, un movimiento social, una lucha femenina para poder combatir lo que sufren las mujeres día a día desde tiempos inmemorables.

La Secretaria de la Mujer del PJ de San Martín y militante de género, Analía Mairano, habló con nosotros acerca de esta lucha y nos contó su postura sobre los avances que hubo en la sociedad, acerca de la ley 27.412 de paridad de género y afirmó: “Totalmente apoyo la lucha femenina pero no me puedo encuadrar como feminista acérrima, yo creo que las mujeres tenemos que luchar por esa paridad que supuestamente a través de la ley 27.412 los ámbitos de representación política, que creo que no son reales (…). Y creo que atrás de esa ley de paridad está escondido todavía el patriarcado”.

Con respecto a si hubo avances o mejoras en la sociedad a raíz del intento de concientización del Colectivo de Mujeres, aclaró que “con lo que respecta a la lucha que venimos sosteniendo las mujeres desde el 2015, creo que hemos avanzado muchísimo, creo que estamos unidas y organizadas por un fin común que es el femicidio, el travesticidio, y todo tipo de violencia física, psíquica, verbal que sufrimos diariamente. Yo esto lo veo cotidianamente, soy la responsable de ANKOKU, que es una organización para madres, o mejor dicho mujeres con hijos a cargo, y vemos este tipo de conflictivas y problemáticas que debemos abordar a través de las promotoras de géneros en cada distrito, creo que de eso se trata, ahora está esa impronta de estar en plena inscripción para que haya promotoras de género, pero esas promotoras de género tienen que ser militantes territoriales que conozcan las problemáticas de cada barrio y no militantes de escritorios, me parece que pasa por ahí.”

“¿Qué nos falta? Creo que no debemos ser tan extremistas, porque si no somos las locas. Creo que el feminismo no empezó en el 2015, el feminismo empezó con Eva Perón allá en los años ’40, cuando crea el PPF, Partido Peronista Femenino, cuando le da el derecho civil a la mujer de poder votar y ocupar el 30% de las bancas de una lista. Después se empodera con Cristina, pero no creo que haya comenzado esta movida en el 2015, tal vez haya explotado en el 2015 porque creo que también influye mucho el tema de los medios, las redes y demás.
Creo que el tema de la lucha feminista, esta país siempre es superclásico: River-Boca, peronista-antiperonista, las de pañuelito verde-las de pañuelito celeste, y creo que esta conflictiva de Ni una menos nos afecta a todas las mujeres. La violencia de género no solamente ocurre en las clases bajas, creo que mucha clase alta y media, o tal vez más que en la clase baja sucede, lo que pasa es que lo tapan, esa es la realidad”.
Para concluir, aseguró: “La paridad debe ser real, no una paridad ficticia donde las mujeres que están sean funcionales a los hombres y vuelvo a sostener que no debemos ir un paso delante de ellos, sino tenemos que ser iguales, ir a la par. Estamos del lado de las compañeras y de las mujeres que están solas con sus niños, pero creo que el feminismo es otra cosa, el feminismo no es ser más que ellos, sino buscar la paridad en las listas”.