Violación grupal en Palermo: uno de los detenidos es militante del kirchnerismo en Vicente López

0
46

Ayer, en una de las zonas más transitadas de la ciudad de Buenos Aires, seis hombres violaron a una chica de 20 años arriba de un auto. Uno de ellos milita en la Agrupación Lealtad de Vicente López que encabeza el concejal Lucas Boyanovsky, quien se expresó repudiando el hecho.

“Tengo en la puerta del local a cuatro personas drogadas que no le permiten a la gente entrar en la panadería”, fue el mensaje que alertó a Lucía, quien administra, vía WhatsApp, nueve grupos de prevención de seguridad de la comuna de Palermo.

A los pocos minutos, un segundo texto de advertencia: “Hay un auto blanco estacionado con una chica alcoholizada y las cuatro personas que permanecían acá ahora están desnudas dentro del vehículo. Afuera hay dos que hacen de campana tocando la guitarra”. Automáticamente la mujer le reenvió la denuncia, con la ubicación geográfica, a la Policía.

Todo ocurrió el lunes pasado, a plena luz del día, en el corazón del barrio de Palermo. El brutal episodio fue detectado por Natalia, la dueña de la panadería ubicada en Serrano al 1300, entre Niceto Vega y Cabrera.

Los seis implicados, Ángel R., Fabián D., Steven C., Lautaro C. P., Ignacio R. y Franco L., tienen entre 20 y 24 años. No registran antecedentes penales. Solo uno de ellos vive en el barrio de Villa Crespo y estaría por recibirse de arquitecto en una universidad de Morón. El resto es de los partidos de Vicente López, La Matanza, San Miguel y San Martín.

Ignacio R. tiene una activa militancia política en la zona norte del conurbano bonaerense. En sus redes sociales se lo ve con la pechera de la Agrupación Lealtad Vicente López, parte del kirchnerismo, a la que pertenecía desde mediados del 2021. El espacio es comandado por el concejal Lucas Boyanovsky, quien se mostró sorprendido al enterarse del hecho, al cual calificó de aberrante, y lo repudió de inmediato.

“Atenta sobre uno de nuestros principios fundamentales que es la tolerancia cero a todos los tipos y modalidades de violencias por razones de género. Es nuestra obligación ser implacables ante cualquier forma de violencia por razones de género”, tuiteó.

En diálogo con el diario Clarín, señaló: “Se había sumado para participar de algunas actividades en la campaña electoral de este año. Estamos dispuestos a colaborar con la justicia y acompañar a la víctima en que necesite”.

Desde la Corriente Lealtad decidieron expulsarlo en tanto que el bloque de concejales del Frente de Todos Vicente López repudió lo sucedido.

Todos fueron detenidos y permanecen incomunicados, separados en distintas seccionales policiales, a la espera de que la justicia los cite a declarar por “abuso sexual”. En el interior del Volkswagen Gol se incautaron cuatro envoltorios con picadura de marihuana (11,8 gramos), una pastilla de LCD y siete celulares.

Todavía no recibieron la citación formal para la indagatoria por parte del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 21, a cargo de Marcos Fernández, pero fuentes de la investigación le dijeron a Clarín que se concretará en las próximas horas.

La víctima, que vive en Tigre y tiene 20 años, aún no declaró en sede judicial. Según pudo saber este medio, este lunes se priorizó el traslado al Hospital Rivadavia para que se activara el protocolo sanitario utilizado en estos casos y tomó intervención la Oficina de Violencia Sexual, que le brindó asistencia psicológica.

A pesar de haber estado semi inconsciente, les llegó a contar a los agentes policiales que había sido abusada sexualmente en el interior del auto por cuatro de los hombres antes de que se la llevara el SAME, según revelaron fuentes de la causa. Por la noche fue dada de alta y se encuentra en buen estado de salud junto a su familia.

La sospecha de los investigadores es que la joven había sido drogada y que por ese motivo se hallaba casi inconsciente.

“’No es mi culpa. No sé cómo terminé dentro del auto’, repetía. Estaba muy mal, conmovida, totalmente obnubilada y con destellos de lucidez. No recordaba nada más allá de algún flash. Ni siquiera tenía fuerza ni para gritar”, le remarcó Natalia, la dueña de la panadería, a Lucía cuando auxilió a la víctima.

Natalia la encontró fuera de sí, desorientada y sin poder ubicarse en tiempo y espacio. Tenía la blusa estirada, la ropa interior baja que intentaba subirse cuando salió del auto y tirando manotazos para defenderse.

Según contó, la víctima le dijo que había ido a bailar con amigos, pero que cuando se quedó sola esperando que pasara el colectivo, fue interceptada y luego violada.

Y describió a los acusados como “animales”, que incluso quisieron escapar y llevarse a la chica arrastrándola de los pelos. “Estaba barriendo y el que me avisa que había algo raro es mi marido. Primero, pensamos que era una pareja que estaba teniendo sexo, pero luego notamos que en el vehículo había otros tres jóvenes, que la manoseaban, la agarraban de los brazos y la obligaban a practicarles sexo oral. Se turnaban para abusarla”.

“Miro bien y la chica estaba claramente bajo efectos de algún tipo de drogas, como que cerraba los ojos y estaba totalmente ida. Salimos a ayudarla”, añadió.

Luego, de acuerdo al relato de la mujer, los abusadores intentaron escapar. “Dos de ellos arrastraban a la chica de los pelos y los brazos, otros dos se fueron para una dirección diferente y los restantes se quedaron merodeando el lugar. Tratábamos de detenerlos con un palo de escoba y con un secador”.

Familiares y allegados a la víctima convocaron esta tarde una marcha para exigir castigo a los seis detenidos por el hecho y “sensibilizar” acerca de la gravedad de los abusos contra mujeres.

La movilización tendrá lugar a las 18 en Mitre y Vélez Sarsfield, en Munro, de donde son oriundos dos los acusados.