San Fernando: incendio en el delta pone en riesgo 5 mil hectáreas

Así lo aseguró Gabriel Tato, director de Políticas Ambientales del Municipio de San Fernando.

0
133

Debido a incendios deliberados, el delta del Paraná vive desde hace varias semanas una emergencia ecológica que, en condiciones de sequía severa, se propagó de manera incontrolable y destruyó miles de hectáreas de tierra con un valor ambiental significativo. En las últimas semanas se ha producido un incendio en la parte baja del delta, que también se quemó intencionalmente, correspondiente a San Fernando, Tigre y Escobar.

Gabriel Tato, director de Políticas Ambientales del Municipio de San Fernando, en una entrevista con el programa de QUE PASA en FM Fenix, contó sobre la situación en el distrito y dijo: “Hoy tenemos un foco de incendio que de proliferar y no poder controlarlo arrasaría con unas 5 mil hectáreas de la zona de amortiguación de la reserva de biósfera”.

Tato describió que “es una zona de pajonales muy amplio que es refugio de biodiversidad, de mamíferos. Ahí habita el ciervo de los pantanos que es el monumento natural de la provincia de Buenos Aires, especies de aves, reptiles. Hay una multicausa al ecosistema que realmente nos preocupa, más allá de la vida del hombre y de los bienes materiales”, y explicó que se trata de la tercera sección del delta, en la zona de arroyo Largo y Barca, donde hay un foco de incendio considerable donde actúan bomberos desde el lunes.

“Hemos sacado dos lanchas del municipio con personal de Bomberos nuevamente, ante el riesgo de que el fuego se acerque a las viviendas y ponga en riesgo justamente la vida y las viviendas de los pobladores”, manifestó Tato, y dijo que se está trabajando activamente para que esto no suceda.

Además, dijo que el operativo continuará en las próximas horas: “Estamos articulando con los bomberos y la dirección de Provincia para tomar todos los recaudos que sean necesarios y si esta noche no tenemos las condiciones climáticas que esperamos, que sería una buena ayuda para controlar esto, dispararemos la alerta del fuego a través del Consorcio Nacional de Fuego”.

“En San Fernando veníamos con unos pequeños focos hace un tiempo atrás, ya la semana pasada tuvimos uno de magnitud bastante importante en la segunda sección, en la zona de Carabelas y Canal 5. Afortunadamente fue detectado a tiempo, las fuerzas de seguridad intervinieron y tomaron las medidas judiciales necesarias”. Por este foco de incendio, el Municipio inició una causa judicial, acusando a un vecino del delta como responsable de iniciar una quema de pastizales, para la producción ganadera. Tato, destacó “la intervención de bomberos y la colaboración activa de los vecinos que hicieron que estos focos se pudieran detener”.

Además, el responsable de las políticas ambientales de San Fernando enmarcó el problema de los incendios del delta en un tema histórico, que se agudiza en algunos temporadas: “La situación crítica por la que atraviesa el delta, no es única, sí histórica. Tenemos a lo largo del tiempo similitudes con otros años” y definió los dos componentes que desencadenan la situación: “Una crisis hídrica muy profunda en todo el mosaico de humedales del delta del Paraná y estas malas prácticas que se vienen desarrollando. Cuando se combinan, desencadenan lo que estamos pasando hoy como lo que pasó en 2008, 2013, esta situación de irresponsables que utilizan el fuego como método de producción”.

“No demonizamos al productor serio, que es titular de los campos, que viene realizando esta actividad durante muchos años, lo hace con mucha responsabilidad y no pondría en riesgo sus campos a través del fuego para quemarlos, porque eso mata material orgánico. Esto es gente que generalmente usurpa campo, los explota de manera ilegal, que aprovecha esta situación. Quema y rápidamente desaparece este material orgánico o seco y viene el rebrote de pasto de primavera verano que utilizan para la alimentación de ganado”, cerró el funcionario.