Más de 15 mil personas disfrutaron del Parador Konex en San Isidro

0
183

Con música en vivo, actividades recreativas y food trucks, el Parador Konex esta tarde reunió a más de 15 mil personas a orillas del Río de la Plata en el Centro Municipal de Exposiciones en el Bajo de San Isidro. El festival es organizado por el Municipio de San Isidro y Ciudad Cultural Konex.

“Este es uno de los eventos más elegidos por los jóvenes en el verano, porque combina artistas consolidados y emergentes en un predio costero ideal para disfrutar en esta época del año. Todo en un marco de seguridad en un lugar que es accesible, abierto y que ofrece toda la infraestructura necesaria para recibir a muchísimas personas sin impactar negativamente en el barrio. Buscamos que todos puedan acceder a esta calidad de espectáculos en forma gratuita y segura”, señaló Macarena Posse, concejal de San Isidro, que compartió el evento junto a cientos de familias.

Talleres de arte, un área de bienestar, mucha música, food trucks y entretenimiento junto al río, fueron algunas de las propuestas que hubo en una jornada que, desde las primeras horas de la tarde, se convirtió en una fiesta cultural.

“Todo el mundo vino con mantas y mates, y listo para ser protagonista y pasar una jornada al aire libre, viendo artistas sobre el escenario, siendo parte de talleres de arte, y comiendo rico en un pintoresco patio de comidas. Hace tiempo que en San Isidro abandonamos la idea del espectador, la invitación siempre es a hacer cosas, ser protagonistas y vivir la ciudad con el otro”, sostuvo Eleonora Jaureguiberry, secretaria de Cultura y Ciudad de San Isidro.

Sobre el escenario, el line-up musical comenzó a las 17:00, de la mano de “The Magic Fingers”, el grupo local que se llevó el Premio San Isidro Te Escucha 2022, con sus sonidos urbanos, mucho hip hop y voces rapeadas y destellos de hard rock. Luego, fue el turno de Clara Cava, la cantante que fue telonera de Coldplay, trajo sus beats electrónicos, pop e influencia jazzera.

En paralelo, la artista María Bressanella – ganadora de la Beca Residente del Premio Artes Visuales Municipal “Kenneth Kemble” – ofreció talleres que invitaron a producir imágenes y poesías en torno a paisajes de la ribera desde distintas miradas y técnicas, como un mural colectivo de papel y un collage sobre papel.

En otro sector del predio y a tono con el espíritu del festival, se instaló un área Calma Style para el bienestar, el disfrute y el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu. Un espacio para relajarse a través del yoga, la meditación, los mantras y los masajes, el tarot y la astrología.

El cierre, entrada la noche, fue de Nafta, una de las nuevas bandas que irrumpió con más fuerza en la escena nacional, que fusiona R&B, el neo-soul, el soul clásico y lo urbano.