Lo matan de una puñalada en el cuello tras una discusión por la cerveza en Morón

0
75

Un hombre de 39 años fue asesinado de una puñalada en el cuello en el partido bonaerense de Morón, tras una discusión que mantuvo con un amigo que se enojó porque no había más cerveza y que terminó detenido como presunto autor del homicidio, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió ayer a la madrugada frente a una vivienda de las calles Stevenson y Australia de la zona de Merlo Gómez, cuando la víctima, identificada como Jonathan Eber Solís (39) se acercó con su primo hasta la casa del ahora detenido, Lucas Romero (30).

Las fuentes explicaron que horas antes ambos habían estado tomando cerveza frente a la casa de la víctima, pero una vez terminada la bebida, Solís le pidió a Romero que se retirara, por lo que éste, enojado con la situación, ocasionó algunos destrozos, rompió los espejos al auto del primo de la víctima y se retiró del lugar.

De acuerdo con lo relatado por el primo de Solís, Romero se puso violento con su amigo porque no tenía más cervezas para consumir y comenzó a golpear el auto “a patadas”.

Según las fuentes y de acuerdo a lo que se reconstruyó, Solís fue entonces hasta la casa de Romero a recriminarle por lo que había hecho y a reclamarle que le pague por los daños ocasionados en el vehículo de su familiar.

En ese contexto, tras una serie de agresiones verbales, Romero salió con un cuchillo y atacó directamente a Solís con una puñalada en el cuello, según indicaron las fuentes.

Tras el ataque, Solís fue llevado por su primo al Hospital Doctor René Favaloro de Rafael Castillo para su atención, pero horas después murió producto de la herida.La investigación, a cargo de la comisaría 4ta. de Morón, culminó horas más tarde con la detención del imputado Romero en una casa abandonada de la misma zona, a la que había entrado para ocultarse.

En reclamo de Justicia por el homicidio, familiares, amigos y allegados de Solís intentaron ayer hacer un corte de vías del Ferrocarril Belgrano Sur a la altura de la estación Merlo Gómez, pero poco después la situación fue controlada por la policía que convenció a los manifestantes a desistir del plan original y a que dejaran circular el tren.