Kicillof activó la construcción de dos rutas principales en la provincia con apoyo de Nación

Se trata de tres secciones de la autopista 11 y 56.Los proyectos tendrán un costo de $7.000 millones

0
85

El gobierno de Axel Kicillof anunció estos proyectos para completar los trabajos en las carreteras 11 y 56, un gran proyecto en el corredor del Atlántico que no se completó durante el gobierno de Cambiemos.

En las últimas horas, el gobernador de Buenos Aires firmó un acuerdo con el Ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, según el cual Casa Rosada proporcionará los  fondos para el proyecto y la provincia lo ejecutará

Esta es una extensión de las tres ramas principales de la Ruta 11 y la Ruta 56. El proyecto comenzó durante la gestión de María Eugenia Vidal, pero no se pudo completar cuando la devaluación del peso llevó a aplicar un plan de ajuste fiscal.

Se trata de la construcción de una segunda calzada, sobre 158 kilómetros que transformarán en autopista los caminos entre General Conesa y Madariaga (ruta 56); General Conesa y Santa Teresita (ruta 11) y Santa Teresita-Mar de Ajó (ruta 11).

La construcción de la segunda ruta paralela al lado de la 56 es uno de los proyectos más urgentes. Este viaje de 62 kilómetros se llama la “ruta de la muerte” debido a  muchos accidentes fatales.

El ministro de Infraestructura, Agustín Simone, explicó: “Apenas asumimos miramos el nivel de avance de esas obras y coincidimos con el gobierno nacional que teníamos que terminarlas. Fueron seis meses en conjunto con el ministerio de Obras Públicas”.

Tanto 11 como 56 son rutas con mayor densidad de vehículos. En verano, se estima que alrededor de 50,000 autos circulan todos los días. Esto ha aumentado el número de accidentes que en su mayoría ocurren por coaliciones frontales, con una letalidad altísima.

En diálogo con LPO, Simone estima que el nivel de avance de obras que quedó inconcluso es del 50% y a las obras se le debe sumar un monto muy alto de nivel de deuda.

Según detallan, entre redeterminaciones de precios y deuda se necesitan unos $ 2.000 millones que los aportará el gobierno bonaerense. En tanto, el gobierno nacional pagará el costo de lo que resta de obra, un monto que gira en torno a los $5.000 millones.

El ministro explica que se buscará arrancar con la obra cuanto antes. En el gobierno evitar fijar fechas puntuales por la complejidad que impone la pandemia. , Simone  cuenta que la idea es ir trabajando por tramos para dejarlos inaugurados y en funcionamiento a medida que se van terminando.

La presentación de los convenios se hizo de manera virtual, con la participación del mandatario bonaerense, del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; de su par provincial, Agustín Simone, y de varios intendentes.