¿Había una relación gay entre el escribano y su víctima mortal?

En las últimas horas comenzó a tomar fuerza la hipótesis de una relación homosexual en el caso del escribano de Morón. La palabra de la esposa de la víctima.

0
352

El pasado 13 de mayo la policía encontraba in fraganti al escribano Ricardo Baladía de 56 años de edad, a orillas del rio Lujan descartando un cadáver descuartizado.

Relata a los agentes policiales que había matado a su jardinero, Miguel Angel Pereyra, porque le había robado plata de su escribanía.

El cuerpo fue descuartizado por el  homicida, quien llegó a descartar varias partes del cuerpo, pero no el torso y algunos miembros.

Es detenido de manera inmediata. Es puesto a disposición de la justicia donde se niega a prestar declaración indagatoria.

A partir de este hecho, comenzaron a surgir diversas hipótesis acerca de los posibles móviles que pudieron haber aparecido para que el escribano llevara adelante un acto de tal brutalidad, con esa saña. Pues de una primera interpretación no parece proporcional la reacción brutal del homicidio con el móvil que el mismo victimario refiere, el robo de una suma de dinero.

Una de las hipótesis que surgieron es que el jardinero asesinado estuviera manteniendo una relación homosexual con el escribano. En este contexto las hipótesis trazadas versan sobre la posibilidad que haya habido un móvil pasional, o bien, que el jardinero hubiera amenazado al escribano con revelar esa relación íntima.

En el día de hoy, la esposa del jardinero se refirió a esa posible hipótesis descartándola.

En declaraciones al diario Crónica, Verónica, la esposa del jardinero mencionó: “mi esposo no era pareja del escribano, no sé por qué se ensañó así con él”.

De todas maneras, Verónica refirió que le llamaba la atención que el escribano siempre le decía a su marido que él debía ser muy fuerte por lo grandote que era. Comentarios que le parecían fuera de lugar.