Ducoté recorrió los avances de obra del nuevo hospital de Pilar

0
82

La obra del nuevo hospital de Pilar, en el kilómetro 52,5 de Panamericana, continúa avanzando, y esta mañana fue recorrida por el intendente Nicolás Ducoté, así como parte del equipo de salud municipal.

Tras recorrer las instalaciones, Ducoté señaló: “Mes a mes se ven muchos avances. Ya tenemos los pisos, aberturas, avanzamos con los gases medicinales y mucha de la infraestructura que va a permitir que antes de fin de año ya esté funcionando. El ritmo de avance es muy bueno, todos los días se está trabajando para que este hospital pueda abrir en 2019”.

Las instalaciones del nuevo hospital tendrán espacios más adecuados para las madres que tengan allí a sus hijos, y en ese sentido, Ducoté destacó: “Habrá salas de parto individuales para que la madre pueda estar con su familia, y también habrá una ampliación en términos de quirófanos, shock room, neonatología. Todo esto nos va a permitir también brindar un servicio más seguro”.

Por su parte, la secretaria de Salud Mariela Paz destacó: “Además estamos armando todo lo que es servicios complementarios del hospital, pensando en el futuro, para que pueda ser ampliada esta área como polo de desarrollo de salud, así que estamos trabajando muchísimo para avanzar cada vez más rápido”.

De la recorrida participaron también Ivana Scheller, directora del Hospital Materno Meisner; José Marinelli, subdirector del Meisner; y Esteban Sieling, director ejecutivo del Hospital Sanguinetti.

Asimismo, Scheller dijo: “Estamos muy emocionados por el avance de la obra, las madres tendrán aquí una comodidad mucho mayor, duplicaremos las camas de dilatantes y salas de parto”.

En tal sentido, Marinelli detalló: “Un cambio muy importante será la cantidad de camas, 50 de internación en obstetricia, 2 quirófanos en lugar de 1 como tenemos hoy, 5 salas de parto individuales, que hoy tenemos una sola, gases medicinales en todas las camas, lo cual permitirá atender inmediatamente a una mamá que pudiera tener un problema crítico, y las 30 plazas de neonatología también tendrán gases medicinales, por lo que será una unidad de terapia intensiva. Y el shock room permitirá atender inmediatamente al paciente que llegue en estado crítico”.

El nuevo hospital contará con 3.000 metros cuadros de superficie, y tendrá 50 camas de obstetricia, 32 camas de neonatología, 2 quirófanos, 4 camas de recuperación, 5 salas de parto, 4 camas de preparto, 3 camas de shock, 2 consultorios de guardia, 2 consultorios de monitoreo, 5 consultorios de turnos programados, vacunatorio, sala de rayos, laboratorios y puesto de extracciones.