Luego de defender a Darthés, Alfano hizo una dolorosa confesión

La ex vedette se refirió a sus dichos sobre el actor acusado de violar a Thelma Fardín y terminó contando un dramático episodio de su niñez. Mirá el video.

0
192

Vivió un terrible episodio en su niñez. Vivió un terrible episodio en su niñez.

Graciela Alfano fue fuertemente criticada el miércoles luego de las polémicas frases que utilizó para defender a Juan Darthés.

“Pese a todo lo que se está hablando, yo lo felicité a Fernando Burlando por tomar de nuevo el caso de Juan. Yo creo en la Justicia y creo que hay que dar los pasos de la Justicia… Hay que mostrar que alguien es culpable, porque según lo que dice la ley, a veces es preferible dejar a un culpable suelto que a un inocente preso”, dijo en un evento público.

El jueves, Alfano decidió hablar con “Nosotros a la Mañana” sobre sus desafortunados dichos y termino revelando un dramático episodio de su niñez.

“Vamos a retomar un tema que es muy difícil para mí, porque no lo he dicho nunca y porque es muy doloroso. Yo fui una niña abusada entre los 4 y 7 años. No hubo penetración porque la persona, que era un vecino, era impotente. El hecho de que no existiera el semen o la penetración, no invalida el abuso, el dolor ni las consecuencia que hubieron sobre mi persona, sobre mi psiquis y mi vida, seguramente. Fue una situación tremenda”, relató.

Y siguió: “Yo sé lo que es denunciar algo y que no te crean porque eso pasó con mis padres. No sé si hubo negación. Después no mudamos de ese lugar, con un hecho de violencia de mi padre, que no pudo reprimir su odio, sus reacciones. Tengo casi 40 años de terapia sobre el tema. Voy a seguir peleando dentro mío, no para la sociedad, ni para verme, sino para mi vida. Esta es la postura que creo que es tan importante para las victimas. Las victimas de abusos necesitamos que los culpables sean señalados por la Justicia. Eso da un cierre, no los amigos, la gente. Que la Justicia se emita. Que haya un castigo, que se cumpla una condena. Con el derecho del delincuente, que también los tienen”.

“Han pasado 62 años del momento que fui abusada, esta persona está muerta. A mí me hubiera dado un cierre que esta persona vaya presa, más el trabajo interno mío para poder perdonar este tema y soltarlo”, confesó.

Por último habló del trauma que debe atravesar una víctima de violación durante toda su vida: “Las consecuencias que tienen los actos de un hombre perverso sobre una niña, durante tres años de su vida, permanecen. Es una discapacidad sexual, emocional, de vida. Yo soy una discapacitada”.