Miles de vecinos pidieron justicia por Zaira y más seguridad en Villa Ballester

Una importante concentración de vecinos frente a la comisaría 2ª de Villa Ballester, reclamó a la gobernadora María Eugenia Vidal por más seguridad, luego de que el sábado pasado, alrededor de las 21.30, la joven Zaira Rodríguez murió al recibir un disparo en la cabeza durante un asalto. La policía detuvo a un sospechoso y buscaba al hermano como presunto cómplice.

0
113

Los investigadores de la fiscalía 1 de San Martín, a cargo de Fabricio Iovine, tuvieron a la moto en la que habían llegado los asaltantes como una prueba clave para ubicarlos. La joven se encontraba en el cruce de Lamadrid y Sarmiento, de Villa Ballester, junto a su novio, Nicolás Impiombato, en un Volkswagen Gol Trend color blanco estacionado en la puerta de la casa de ella cuando llegaron los asaltantes en una moto.

Cuando lo amenazaron, Impiombato aceleró bruscamente y se llevó por delante la moto a la que arrastró 150 metros. Al verlo huir, uno de los asaltantes comenzó a disparar y uno de los proyectiles impactó en la cabeza de la joven, a la altura de su oído derecho, herida que le produjo la muerte cuando llegó al Hospital Castex. Cuando la policía identificó por su patente a la moto, llegó a la casa de dos hermanos y detuvo a uno de ellos, y aún busca al segundo.