Denuncian que cadenas de supermercados venden carne congelada e importada como fresca y nacional

La Asociación Argentina Productores de Porcinos (AAPP) aseguró que la importación de esos productos cárnicos perjudica al sector y que los comercios hacen “un engaño sistemático al consumidor”.

0
115

La importación de carne porcina ya causa seria complicaciones a los productores nacionales y ahora se le suma las formas engañosas de vender los productos en las góndolas. La Asociación Argentina Productores de Porcinos (AAPP) denunció que cadenas de supermercados no cumplen con las normativas vigentes para el expendio de los mismos.

A través de un comunicado, la entidad señaló que “las importaciones siguen en alza y en el mes de octubre subieron un 32,2% con respecto al mes anterior y comparando los primeros 10 meses de este año con el mismo período del año anterior la suba llega al 46,1%”.

Sin embargo, se detalló que “el gran inconveniente es qué estamos importando y desde hace varios meses el principal producto es la bondiola y los cortes destinados a venderse como fresco, no es una necesidad de la industria chacinadora”.

Entonces, se detalló que los supermercados hacen “un engaño sistemático al consumidor, ofreciendo la carne porcina importada congelada, como fresca, en contra de las normativas internacionales del CODEX que Argentina reconoce y debería cumplir”.

A su vez se explicó que “en las últimas semanas hemos encontrado anomalías muy graves en controles que realizamos en distintos supermercados. El primero fue en un Disco de la localidad de Adrogué provincia Buenos Aires, donde se ofrece un solomillo ‘fresco’ como Industria Argentina en la etiqueta de afuera y en el interior tiene una etiqueta brasileña de producto congelado”.

También detectó que “el supermercado Día de la localidad de Viale, provincia de Entre Ríos, donde se ofrece una Bondiola fresca envasada al vacío de la firma Catter Meat S.A. con autorización y número de registro del SENASA y en letras grandes Industria Argentina y en un costado en letra mucho más chica, origen Brasil”. Asimismo, aseguró que sucedió “otra barbaridad” y contó que “la fecha de vencimiento que desde el momento de la foto le da más de 25 días”.

“En ambos casos hay una notada intención de engañar al consumidor, el cual se lleva un producto fresco que fue descongelado y al cual nadie controló, ni exigió que se cumplan las mínimas exigencias de inocuidad. Todo esto perjudica al Sector Porcino Nacional que día a día trabaja aumentando su producción y ofreciendo un producto de calidad y fresco”, concluyó el informe de la AAPP.